La iniciativa fue lanzada en el Jardín infantil Flor del Aromo y Jardín Infantil Constructores de Sueños de Colín, como parte de un programa de promoción de estilos de vida saludables.

La idea es que desde la primera infancia que niños y niñas tomen conciencia del cuidado del medio ambiente y el planeta. Qué mejor forma de hacerlo, preparando un huerto.

Todo se realiza desde el aula. Incluye la presentación de un vídeo explicativo de los componentes, el contexto de mantención de aquél espacio y la entrega de elementos necesarios para su construcción, respondiendo a la estrategia de producción individual y colectiva. En el proyecto colaboraron padres, apoderados y educadoras de párvulos. La actividad culminó con una plantación de hortalizas.